Me falta algo

lunes, 16 de mayo de 2016
Me falta algo.

Tengo la sensación de que no estoy completa. Todos mis días comienzan y acaban de la misma manera. Ya no sé ni si esto es una rutina, o un pesar, o simplemente es una sensación de soledad. Una soledad que no me deja nunca. Curiosa ironía, siempre acompañada de la soledad, que ni me deja pensar tranquila.

Escribo para no llorar ante ella. Llorar con ganas. Queriendo gritar en el silencio, intentando crear un mundo paralelo en el que siempre he soñado estar. Las palabras las arranco desde mi corazón, porque solo esto se me ocurre para poder dejar, por fin, de temblar.

También escribo para no olvidar quien soy en un futuro. Para recordar que soy lo que soy por todo lo que estoy viviendo, y he vivido. Para releer mis dudas, mis temores, mis amores, mis miedos. Para no olvidar a esa niña que aún tengo dentro encaprichada en no crecer nunca, como el pequeño Peter Pan, aunque él acabó creciendo. Que entre estas letras se encuentra mi país de Nunca Jamás, entre letras sin tinta.

A veces, hubiera preferido ser otra persona, no ser yo, pero es que el querer es el poder, y el poder corrompe todo lo que yo quiero. Por eso, tengo miedo al destino, a lo que me traiga y me depare. Miedo a que si no tropiezo una y otra vez en la misma piedra, no pueda conservar lo que quiero, lo que necesito para mi felicidad. Por eso, el destino me lleva a querer dejarlo todo así, porque así está bien. No soy feliz pero tampoco infeliz. Tengo lo que necesito para seguir, para intentar continuar aunque quiera volver a tropezar, y no quiera perseguir mis sueños.

Dejé un nada esperando la caída de un todo. Dejé que se colaran los pájaros de la tristeza en mi interior. No sé lo que durará este malestar, esas ganas de salir corriendo dejándolo todo atrás, y sentarme a mirar todo lo que pude conseguir y no conseguí.

Y es ahora cuando he de darme cuenta que he de luchar, que no he de quedarme en esta piedra estancada. Que puede que consiga ser feliz o puede que no, pero lo que sí está claro, es que si me quedo en esta piedra, no llegaré a serlo y me fallaré a mi misma y a mi Peter Pan. Destrozaré y tiraré por la borda todos mis sueños y deseos, dejaré que todo se pierda por miedo a no afrontar esta maldita realidad, y puede que todo venga porque un día escuché:

"Nadie que escriba algo que merezca la pena, puede escribir en paz... por eso, que no escribo más. Paz para mí y paz para mis poetas."

Por es,o yo voy a continuar luchando y conseguir lo que necesite para ser feliz. Lucharé hasta el final y no tropezaré más. Porque dejaré la paz y la poesía para los poetas, y yo viviré para ser feliz.

Escrito por @srtadesquiciada

6 comentarios:

  1. Guaaaaaau, se que no es un adjetivo, pero me he sentido tan identificada, en como me siento ultimamente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sientete bien qie seguro vales muchísimo

      Eliminar
  2. Yo también me siento identificada. Muy bueno. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Es maravilloso. Madre mía. Me he perdido mientras lo leía 😍

    ResponderEliminar