Sonreir

lunes, 22 de agosto de 2016
Empezaré este escrito usando una definición que dice así:
"Sonrisa: acción y efecto de sonreír"

Y prosigo con otra definición:
"Sonreír: reírse un poco o levemente, sin ruido, ofreciendo un aspecto alegre o gozoso".

Para continuar diciendo que adoro las sonrisas. Creo que es la parte de las personas que más dice de ellas. Que si son de las personas adecuadas, tienen la fuerza necesaria para llevarte al cielo y hacerte tocar las estrellas sin el más mínimo esfuerzo, y creo incluso que con una sonrisa sincera se puede conquistar el mundo.

Eso sí... nunca sabremos cuando una sonrisa es sincera o un simple engaño, pero debemos dejarnos llevar por lo que dicen las sonrisas, dejar que te cautiven con ellas y que saquen lo mejor de ti, tu mejor sonrisa.

A veces regalaremos sonrisas que no se merecen, pero que para nosotros son sinceras aunque corresponden a una mentira.

Puede que eso lo averigüemos con el tiempo, e incluso duela un poco saber esa realidad, pero lo importante es el nosotros.

Nosotros sí estamos siendo reales, nosotros sí sonreímos, por eso sentimos. Sin darnos cuenta aparece ahí, con la manifestación de una sonrisa, que no somos conscientes que está ahí hasta que ya esta fijada, haciéndote sentir bien, libre, contento y feliz. Sacando de una forma sutil y sincera lo que tenemos dentro escondido.

Sonreír no es malo, sonreír es algo bueno cuando es real. Lo malo es cuando la sonrisa nuestra depende de ver a gente pasarlo mal, o cuando se sonríe falsamente a alguien o maliciosamente.

Eso es lo realmente malo. Lo que muestra que nuestro interior es negro y está corrompido porque solo somos capaces de sonreír con el sufrimiento ajeno, con las desgracias del resto.

Así es que, en definitiva, creo que prefiero sonreír poco pero de forma real. Porque lo que tenga dentro, lo que me produzcan los demás, me haga sentirme bien, y me hagan tocar el cielo con mis manos y olvidar el dolor. Que me sienta libre y capaz de ser feliz.

Porque preferiré no sonreír a sonreír por ver a alguien sufrir. Porque sé que alguien siempre intentará hacerme sonreír. Porque es mejor sonreír acompañado que sonreír solo.

Yo quiero sonreír en compañía sintiendo que mi interior rebosa de alegría.

Y acabaré este escrito diciendo:

"Tu sonrisa puede alegrarle el día a alguien, no la encierres".

Escrito por @srtadesquiciada

2 comentarios:

  1. Soy de las que piensan que hasta Reírse de si mismo es necesario, alivia la presión y se vive + relajado


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sonreir y reir siempre sera algo necesario para vivir

      Eliminar