Relato erótico: "Pasión en la cala" por Nika

martes, 21 de abril de 2015
Era un día caluroso y Noa aprovechando su día libre antes de volver al trabajo, decidió buscar una cala de difícil acceso y que nadie conociera para poder bañarse desnuda y disfrutar del sol sin miradas indiscretas, pero cuando llegó a su destino se encontró a una chica sentada en una toalla que estaba quitándose la ropa.
Noa se escondió detrás de un arbusto antes de que la otra mujer la viera y asegurándose que era la única persona aparte de ella misma que estaba por allí.
"¿Cómo habría llegado hasta allí?", se preguntaba Noa.
La muchacha se quitó las braguitas que llevaba quedándose totalmente desnuda, Noa observó el culo de la chica y le pareció muy sexy, le gustaban los traseros grandes y ella lo tenía; cuando la chica se dió la vuelta vió también sus pechos, eran redondos y tenían una medida justa no era muy alta y más bien gordita pero a Noa la excitaba hasta el punto en que sus pezones se pusieron duros y su coño se humedeció.
"Aquí escondida parezco un vulgar violador", se dijo a sí misma saliendo de su escondite y dirigiéndose hacia donde estaba la mujer envalentonada.

- Hola - dijo Noa llegando a su altura.
- Hola - dijo la chica sonriendo al ver a Noa y mirándola de arriba abajo.
¿Te importa si me pongo aquí? - preguntó Noa.
- No, para nada - dijo la mujer -Creí que ésto no lo conocía nadie.
- Bueno, yo también creía que nadie lo conocía - contestó Noa.
- Entonces sólo lo conocemos nosotras, soy Amy - dijo la chica.
- Noa - contestó la otra -¿eres inglesa?
- Oh no no. Es que me llamo Amanda ¿y tú?
- Mi madre era muy hippie - dijo Noa riéndose.
-  ¿Te molesta que esté desnuda? - preguntó Amy mirando a Noa lascivamente.
-  Para nada yo voy hacer lo mismo - contestó Noa preparando su toalla, quitándose la camiseta y dejando a la vista su sujetador.

Amy tragó saliva y notó como sus pezones se endurecían, no quiso mirar directamente a Noa mientras se desnudaba así que se levantó y se metió en el agua fría calmando un poco su excitación.
Noa se desnudó del todo dejando en libertad sus pechos y el resto de su cuerpo.

- ¿Está fría? - preguntó acercándose al agua.
- Un poco pero sólo al principio - contestó Amy mirando fijamente a Noa.

Hablaron un poco de todo y Amy le confesó a Noa que cantaba en un grupo que se llamaba "tiempo futuro", Noa se sorprendió, estaba con una persona famosa. Ella que trabajaba pintando casas y cuidando las piscinas y jardines no se había dado cuenta que Amy era tan importante pero le gustó su sencillez, su físico y sus ojos verdes aunque sabía que era inalcanzable.
Amy le contó que casi siempre estaba de viaje debido a sus conciertos y que no tenía amigas, así que Noa se ofreció como amiga prometiendo no alardear de ello.
Amy aceptó al darse cuenta que no había cogido su móvil para decirle a nadie con quien estaba.
Hablaron de las parejas, Noa le dijo que era lesbiana pero que no tenía pareja, Amy se sonrojó al reconocer que le pasaba exactamente lo mismo pero que muy poca gente sabía que era lesbiana.
Ya tomando el sol Noa se encontró con Amy mirándola de arriba a bajo.

¿Qué pasa tengo algo? - preguntó la mujer una de esas veces que encontró a su nueva amiga mirándola.
Amy cogió fuerzas y contestó.
- Sí que tienes... Tienes unos ojos preciosos y unos pechos que me encantaría tocar.
Seguidamente se levantó y se metió corriendo en el agua, Noa se levantó y la siguió.
- Espera - dijo -¿es verdad lo que has dicho?
Amy asintió desde el agua sonrojándose mientras veía como Noa se metía en el agua hasta alcanzarla.
- A mí también me gustas pero no quería que pensaras que es porque eres famosa o algo - dijo Noa.
- Sé que te gusto, me di cuenta cuando me mirabas desde el arbusto - dijo Amy acercándose a la mujer.
Noa la miró sorprendida y acercándose más a Amy le dijo - No me había pasado nunca ésto.
- A mí tampoco - dijo Amy besando a la mujer.

Las dos chicas se fundieron en un beso apasionado rozando sus lenguas y sintiendo cosquillas en el fondo de sus sexos.
Noa alargó su mano atrayendo más a Amy que acarició los pezones de su amiga con maestría haciendo que Noa se estremecíera y gimiera.
Amy seguía pellizcando los pezones de la chica y jugando con su lengua, Noa agarró con ambas manos el culo de Amy consiguiendo que está se agarrara con las piernas a sus caderas y en esta posición siguieron besándose hasta llegar a la orilla.
Amy sentía la humedad de su sexo, estaba tan excitada que notaba como su clítoris palpitaba esperando un roce.
Se separaron por un momento para llegar a las toallas y tumbarse, pero volvieron a unir sus labios y sus lenguas tras un segundo de mirarse; así estuvieron al menos 30 segundos abrazadas acariciándose la espalda al mismo tiempo hasta que Noa despegó los labios de su amante y bajo hasta sus pechos lamiéndole un pezón, mordisqueando, succionando mientras que con una mano bajaba por las caderas de la mujer hasta llegar a sus piernas y abrirlas ligeramente acariciando la parte interior del muslo para llegar a su coño. Amy gemía al notar como Noa comía sus pechos y sentía sus caricias.
Noa metió los dedos en el húmedo sexo haciendo que Amy gritara de placer, al encontrar y rozar su clítoris tremendamente hinchado y duro.
La mujer empezó a mover las caderas y a a buscar con las manos los pechos de Noa para poder jugar con sus pezones mientras sentía como su clítoris palpitaba con cada roce de los dedos de su amante.
Noa era más alta que Amy, así que subió un poco el cuerpo para que sus pechos quedarán a la altura de la boca de la chica.
Amy aprovechó ese movimiento y después de gruñir agarró suavemente con los dientes uno de los pezones de Noa haciendo que ésta gimiera como una loca, siguió lamiendo y succionando consiguiendo así que la mujer se pusiera sobre su pierna para rozarse con ella. Al hacerlo Noa introdujo dos dedos en la vagina de Amy y empezó a moverlos de dentro afuera golpeando ligeramente el clítoris con el pulgar creando en Amy una sensación de placer inmensa.
Amy buscó con la mano el sexo de Noa comprobando lo húmeda que también estaba y encontrando su clítoris que la llamaba a gritos, así que la empezó a tocar haciendo pequeños círculos y apretando de vez en cuando,
Las dos mujeres se besaban y movían las caderas frenéticamente marcando un ritmo perfecto, un baile totalmente sincronizado hasta llegar al orgasmo; un orgasmo que las llenó de sensaciones y donde Amy arañó la espalda de Noa llegándole hacer sangre.
Después se besaron y Amy le pidió disculpas a Noa por arañarla a lo que Noa contestó que le había gustado.
Volvieron a verse al día siguiente y al otro y al otro hasta que Amy tuvo que irse de concierto.

¿Por qué no vienes conmigo? - preguntó Amy.
- No puedo dejar mi trabajo así sin más - contestó Noa.
- Pero no tienes que preocuparte de nada, ahora eres mi chica - dijo Amy.
- Las cosas no se hacen así - contestó Noa.

Discutieron, casi llegaron a decir que no volverían a verse más. Amy se fue, Noa se quedó pero Amy le mandaba SMS a Noa y ella le contestaba. Siempre que se veían acaban en la cama. Noa fue a verla en uno de sus conciertos cuando tuvo días libres y estuvieron en un hotel haciendo el amor sin parar.
Amy volvió a pedirle a Noa que fuera con ella y volvieron a discutir cuando Noa le dijo que no quería ser su querida.
Amy siguió viajando hasta que Noa le mando un SMS que la sorprendió:
"Me  he enamorado de ti y no quiero convertirme en tu juguete sexual. Por eso no puedo ir contigo, porque cada vez que nos vemos sólo follamos aunque por mi parte sea amor".
A los tres días de mandar el mensaje alguien llamó a la puerta de Noa y cuando abrió se encontró a Amy con una rosa en la mano.

- Por mi parte también es amor - dijo Amy lanzándose a los labios de Noa.

Aquella noche hicieron el amor pausadamente. Amy acarició el cuerpo de Noa con la rosa y Noa llenó de besos el cuerpo de Amy. Se tocaron, mordieron, pellizcaron, pero siempre con delicadeza. Amy lamió el sexo de Noa hasta que se corrió en su boca y Noa hizo lo mismo con Amy.

Desde aquella noche no volvieron a separarse.
Escrito por Nika

7 comentarios:

  1. Nika, Nika, Nika.... ¡¡¡¡vaya relatos que escribes!!!! Subidito de tono pero me ha gustado mucho. Quizás para mi gusto un poco corto (me quedé con ganas de más jajajjajaja). Me ha encantado la frase "no quiero convertirme en tu juguete sexual". Quiero mássssssssss relatos como este xDDDDDD. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. por fin puedo contestar, muchisimas gracias

      Eliminar
  3. Me gusto mucho nika. Me hiciste sonreír al final

    ResponderEliminar
  4. nika el relato esta genial

    ResponderEliminar